Adiós Skins (SIN spoilers)

Sé que ando con retraso, pero hoy me he terminado la 6º y última temporada de Skins (¡por fin! xD). Esta es una entrega poco recomendable de la serie, que pegó un bajón en la 4º temporada, logró remontar con la 5º y volvió a a bajarlo con la 6º, convirtiendo estos capítulos en los más locos y también tristes de su historia (especial mención reciben las dos primeras temporadas, las mejores sin duda).
Pero ¿qué más da? Para mi es una serie muy importante. Ha sido de mis favoritas desde el minuto uno y me ha dado muchos momentos maravillosos. Hay fiestas, alcohol, locura adolescente... pero es mucho más que eso, tiene muchísimo más que ofrecer. Yo he llorado, pero también he reído como nadie, he visto situaciones extrañas divertidísimas y he conocido a grupos geniales (y ahora imprescindibles) gracias a su BSO. Creo que es una serie en la que los personajes juegan un papel muy importante; los guionistas han sabido crear seres increíbles, algunos más que otros pero todos con su toque. Inolvidables serán personajes como Chris, Cassie, Sid, Jal, Anwar, Effie, Cook, Grace, Alo, Mini, Rich... hay algo en ellos (y en otros más) que hacen que esta serie sea lo que es.
¿Historias de adolescentes con problemas? tema recurrente, ¿historias inverosímiles? divertido y un poco más original, pero son los grandes PERSONAJES los que hacen esta serie. Cada capítulo es como un relato en primera persona donde puedes entrar a formar parte de quien lo cuenta, meterse en su piel. Y eso es lo que me llevo de esta serie, esos personajes para mí inolvidables.
El final, por su parte, ha sido como debería de haber sido. La sexta temporada es la más floja, desde mi punto de vista, pero el último capítulo es el broche de oro que se merecía Skins. Los protagonistas de la tercera generación (también mi menos favorita) han cargado con la responsabilidad de acabar de la mejor manera posible y, para mí, lo han conseguido. Es un final emotivo donde encajan todas las piezas del puzzle. Aún así, siempre me quedaré con el final de la segunda temporada y esas despedidas tan sentimentales, que aún me ponen los pelos de punta; pero he de reconocer que la seasson finale está muy bien traída y, por momentos como ese, no me arrepiento de haberme tragado la sexta temporada entera.


Para finalizar solo puedo decir adiós, como dice Rich, a esta gran serie y a todo lo que ello significa. Adiós y gracias. Para siempre, Skins.