Review Misfits 5x01 (spoilers)

Ha comenzado el principio del fin. Ha comenzado la temporada final de Misfits. La verdad es que me apetece comentar el primer capítulo de la quinta temporada de esta serie porque, a pesar de todo pronóstico, no ha estado tan mal.
Para comenzar, ni falta hace decir cuánto se echa de menos a la antigua generación. Nathan, Simon, Kelly, Curtis, Alysha... los nuevos no les hacen sombra para nada (de hecho algunos, como Finn, es que encima son repelentes y cansinos). Sólo voy a rescatar al bonito de Rudy, que fue él quien me salvó la cuarta temporada y tiene pinta que esta también. El tío es gracioso, admitámoslo, y el rollo de las dos personalidades es muy divertido. Si no fuera por él la serie habría perdido absolutamente todo lo que una vez nos encantó y sería un gran bodrio.
Pero bueno, no nos centremos en las críticas del pasado y hablemos del 5x01. Me dio mucha pereza ponerme a verlo, para qué nos vamos a engañar, pero me sorprendió gratamente. Fue un capítulo entretenido, y me reí muchísimo con algunas situaciones absurdas y con, por supuesto, Rudy.
Hablemos de él. No es que haya tenido un protagonismo brutal, pero sus momentos hablando de los scouts han sido muy grandes, ¡este chaval es buenísimo! Y su alter ego con la historia paralela del grupo de ayuda fue un buen complemento para el episodio. Hay que decir la penita que da el Rudy bueno, pero es adorable y le queremos y sin él, no sería lo mismo.
En cuanto a la trama, la historia de los agentes de Satán ha sido interesante a pesar de incluir demasiado a Finn, un personaje al que odio (no sé si os habéis dado cuenta). Pero lo mejor sin duda ha sido el discurso que se marcó Alex cuando se estaba acostando con Finley para quitarle el poder. Ha sido una situación tan estúpida y absurda que me ha encantado y, desde mi punto de vista, ha sido lo más memorable del capítulo.
Por cosas como esas es que me gusta y sigo respetando Misfits, además de por la dirección y la música, que nunca decepcionan. Es una serie que tiene unos guiones increíbles, lo vimos con Nathan, lo vimos con Rudy y lo vemos día a día con los episodios y las salidas que tienen los personajes. Es verdad que Misfits no está en su mejor momento y que es una sombra de lo grande que ha sido durante sus tres primeras temporadas, pero sigue teniendo algo que en el fondo hace que nos guste y que le tengamos cariño.
También he de comentar brevemente a la nueva incorporación del grupo, Abbey. Ella llegó a finales de la temporada anterior y ahora forma parte del elenco protagonista. Sinceramente, esta mujer no aporta nada a la serie, es un personaje que puede tener sus momentos pero que es totalmente prescindible y sin mucha sustancia. Aún así, veremos como evoluciona su personalidad a lo largo de la temporada, a ver si podemos sacar algo más de ella.
En fin, a pesar de este buen comienzo, no me fío del todo de como pueda avanzar esta temporada (crucemos los dedos porque sea buena). Y esperemos de todo corazón que el final definitivo sea digno de lo enorme que ha sido este programa.

Antes de despedirme deciros que quería compartir con vosotros el monólogo del "camarero guapo" que tanto me ha fascinado, pero como no lo encuentro os tendréis que quedar sin él lamentablemente.

Review Skins 'Rise' completo (spoilers)

Llegamos al final de las reseñas de Skins 7. Llegamos al final definitivo de estas tres historias. Llegamos al final de Skins. Pero llegamos de la mano de Cook.
Tras esa impresionante escena final de la cuarta temporada de Skins, donde Cook va a buscar venganza por la muerte de Freddie, los seguidores recibimos la respuesta que llevamos tiempo esperando de qué ha pasado con James Cook. Pues bueno, lamentablemente nos quedamos igual. Pero claro, os voy a explicar un poco por qué y mi opinión al respecto.
"Rise" era la historia que más ganas tenía de ver y la que más expectación me creaba, y desde el principio me ha parecido el mejor y más entretenido de los episodios de la séptima temporada. Cook sigue siendo el mismo que vimos en la serie, con la única diferencia de estar atormentado por el asesinato que cometió, pero encontramos unos capítulos muy cercanos a lo que ya conocíamos de Skins. Drogas, fiestas, sexo y un poco de violencia, lo que nos tenían acostumbrados. James sigue huyendo de su pasado y sin concretar su futuro, viviendo el día a día intentando ser feliz y no meterse en demasiados problemas (aunque ¿hola? ¡si ahora eres camello! for fuck's sake...). Pero en un mundo de drogas y mujeres guapas siempre llegan los problemas al pobre Cook, que de verdad que esta vez intenta evitarlo por todos los medios.
Hasta aquí bien, y de hecho son dos grandes capítulos que siguen ocupando el puesto de honor en mi ranking de Skins 7, pero el final nos vuelve a dejar con las manos vacías. Emma muere, el capullo de Loui queda herido a espera de que lo recojan, Charlie es arrastrada por Cook para huir después de todo ese desastre... y Cook, ¿qué pasa con él? Pues vuelve a escapar. Como pasó a finales de la cuarta temporada (y que nos enteramos ahora), este muchacho vuelve a irse tras una situación ruinosa que lleva consigo muertes y dolor. No es un mal final (por un momento pensé que Cook moriría y eso sí que sería terrible), es decir, ¿qué más podía pasar? o escapar o esperar a que le culparan, pero aún así parece que esta historia no ha servido de nada y, mucho menos, ha aclarado el camino de James. Termina como empezó; escapando y volviendo a vivir el presente en otra ciudad nueva. Y así nos despedimos de Cook, sin saber realmente como se encamina su vida, pero por lo menos dejándonos consigo un par de episodios muy buenos.
Y así nos despedimos también de Skins, aunque yo creo que la despedida ya fue en la sexta temporada y estos episodios son algo así como un bonus track. A pesar de eso se echará de menos esta gran serie que ha significado tanto para muchos (entre los que me incluyo). Decimos adiós a Effy, Naomi, Emily, Cassie y Cook, y decimos adiós a todos aquellos que formaron parte de Skins, pero no sin antes darles las gracias por estos grandes momentos que nos han hecho pasar.

¡Ah! Y por cierto, creo que habría hecho mucha falta un episodio de Skins 7 sobre Maxxie y Anwar y sus aventuras en Londres, pero vamos...

Review Skins 'Pure' completo (spoilers)


Estos capítulos son arte y magia. "Pure" es el mejor nombre que podían tener.
Son capítulos mucho más lentos que su predecesora "Fire" (y presiento que bastante más que "Rise"). No hay una historia atrapante y llena de intriga, sino que muestra la otra cara de Skins, la cara más poética por así decirlo. Se trata de esa parte de Skins que tanto me gusta y que creo que la hace única: los personajes. En "Pure" lo importante no es la trama en sí, sino la protagonista y todo ese ambiente mágico que tiene con ella.
¿Y qué decir de ella? Cassie, nuestra locuela Cassie. Ella es Skins. Es uno de los personajes más significativos de todas las generaciones y forma gran parte de lo que esta serie significa. Tiene una personalidad única, que es lo que ha hecho que sea tan recordada y querida. Aquí la vemos volviendo a empezar en una ciudad nueva tan impresionante y extraña como es Londres. Se la ve más segura y más seria, más centrada se podría decir pero como siempre, sin tener las cosas claras ni la vida solucionada. 'Estamos esperando a que empiecen nuestras vidas', dice, sin faltarle razón, Maddie, la compañera de piso de Cass. Ella sigue sin querer atarse ni saber a donde ir, aunque al final del episodio se puede vislumbrar un atisbo de cambio y de futura responsabilidad cuando su hermano se queda con ella en Londres.
Por otro lado, considero que esta historia es un poco desconcertante; no hay manera de saber cómo sigue y como acabará, sobre todo la segunda parte (7x04). En "Fire" ya nos podíamos imaginar cuál sería el terrible descelnace de Naomi y, aunque a mí me sorprendió muchísimo el de Effy, algunos fans también lo sospecharon mientras veían los capítulos; pero en "Pure" como espectador no sabes qué te vas a encontrar. La llegada final de la familia a Londres, el avance de la relación con Jakob... e incluso el momento en que Cassie se convierte en modelo para un fotógrafo profesional (una parte que he de decir que no me gustó en absoluto).
Antes de despedir la entrada creo que hay que destacar que no aparece Sid (¡joooo!), pero que por fin sabemos qué pasó entre ellos. Se encontraron en América, sí, y viajaron y fueron felices... pero ella le dejó. No es de extrañar viendo la libertad que caracteriza a Cassie, pero de todas formas da mucha pena que esta pareja tan genial de la primera generación no siga junta y que uno de los dos haya sufrido.
Por tanto, creo que la segunda entrega de Skins 7 es muy buena. Tiene ese estilo que te llena el alma y te hace querer a esta serie. Son episodios que viajan y se quedan muy adentro nuestro. Y creo que no hay mejor manera de despedirnos de Cass si no es de esa manera.

Review Skins 'Fire' completo (spoilers)

El retorno temporal de Skins a nuestras pantallas es algo que hacía mucha ilusión a lo fans, entre los que me encuentro. Después de bastante tiempo volvemos a vernos las caras con algunos de los personajes de la primera y segunda generación, de quienes estábamos esperando un verdadero y claro final. Los dos primeros episodios de esta séptima temporada, titulado "Fire", nos reencuentran con Effy, Naomi y Emily. No se puede considerar una decepción, pero desde luego es muy distinto a lo que nos tenían acostumbrados los guionistas, pero siempre marcado por la misma maravillosa dirección, estética y esos personajes únicos e increíbles.
Effy, nuestra querida Effy Stonem, uno de los personajes de Skins más famoso y recordado; una de las pocas a la que la gente odia o ama, sin punto medio. Después de conocerla en las cuatro primeras temporadas de la serie, de ver sus desfases y su locura, encontramos ahora a una Effy mucho más estable y responsable. Sigue siendo ella pero no es ella. Sigue siendo libre, un poco egoísta y aquella chica guapa y misteriosa que enamora a los hombres como siempre, pero ahora trabaja en una empresa y quiere dar lo mejor de sí misma, lo que la lleva a un terrible final. La Stonem intenta no ser egoísta, pero se encuentra en una situación complicada con Naomi y no logra actuar como la amiga que ésta espera; pero aun así demuestra al final del episodio que ha hecho lo que ha podido y que finalmente se ha sacrificado por quienes la habían ayudado.
Y aquí tenemos el otro tema del capítulo: Naomi. Vamos a ver, guionistas bonitos, ¿por qué esa manía de matar gente? ¿No ha sido suficiente con que caiga uno por generación? Pues no, ahora nos cargamos a Naomi, con cáncer ni más ni menos. Para mi fue muy doloroso este final porque, como bien dice ella, son Naomi y Emily... esa pareja perfecta de la segunda generación, de la que nunca pensaríamos que acabarían separadas. Me parece un desenlace muy duro para estas dos chicas que tienen tantos fans entre los seguidores de la serie (me incluyo entre ellos, por supuesto).
A parte de esto, la relación entre Effy y Naomi choca varias veces durante el episodio. Mientras que Effy ha dejado atrás su vida de locura británica propia de Skins, Naomi no hace más que beber, fumar y seguir siendo una adolescente sin futuro ni demasiadas preocupaciones. La idea de su fuerte enfermedad influye en ella lo suficiente para que no madure ni cambie, mientras que Effy quiere ser adulta y tener una mentalidad estable, algo que nunca había conseguido durante la serie.
Bueno, ¿y qué decir de Craig Roberts? El pequeño gran Dominic, como bien dice él, 'patéticamente enamorado' (cual JJ en la tercera temporada) de una Effy inalcanzable, que le quiere como amigo pero juega con sus sentimientos. Este chico no puede ser más genial. Algunos ya le amamos desde que lo vimos en 'Submarine' y ahora volvemos a quererle en este papel tan adorable y maravilloso que tiene en Skins.
Por tanto, me han parecido dos capítulos sorprendentes y extraños. Ya os digo que no puedo hablar de decepción, y mucho menos tras las ganazas que tenía de volver a ver Skins, pero es un episodio diferente donde los que quieran volver a ver la serie de siempre no van a encontrarse a gusto.
Y sinceramente, no me puedo creer que nunca más vuelva a ver a Effy, Naomi y Emily. Cuando te medio acostumbras (medio, nunca del todo) a que no volverás a ver Skins, los personajes vuelven y te ponen la miel en los labios. Pero no suframos todavía, que aún quedan dos historias más por delante para dar el adiós definitivo, aunque ya podemos despedirnos de estas tres muchachas y quedarnos relativamente tranquilos  con el desenlace que se les ha dado.

Crítica a la season finale de Doctor Who: 'The name of the Doctor' (spoilers)


[Nota: Antes que nada voy a suponer que todos habéis visto el capítulo, por lo que este review no se dedicará a resumirlo si no a comentarlo (subjetivamente) y con spoilers].

Como me suele pasar con los finales de temporada de Doctor Who, este me ha parecido alucinante, pero creo que es uno de los mejores de TODA la serie moderna. Soy una friki exagerada, pero he acabado este episodio llorando y temblando, y me ha costado unos minutos reponerme del mismo. Es simplemente perfecto y maravilloso desde el minuto uno. No le encuentro ninguna pega; no existen lagunas ni detalles defectuosos, y yo como whovian me siga dando cuenta de lo grande que es esta serie y me sienta orgullosa de seguirla.
Ya desde el comienzo, el repaso a todos los doctores ha hecho que se me parara el corazón y desde ese momento pensé que sería un gran capítulo. Evidentemente, muchos de vosotros estáis descontentos porque no se ha revelado el nombre del doctor, pero para mí eso era secundario; yo estaba convencida de que no se diría pero esperaba con ansia la resolución del misterio de Clara Oswald, que nos tiene intrigados desde el comienzo de la segunda parte de la séptima temporada.
Creo que la manera de resolver la situación ha sido muy acertada; se ha explicado de una forma lógica (dentro de la lógica de ciencia ficción de Doctor Who, claro) como ella podía haber vivido miles de vidas sin recordarlo, como se había encontrado con el Doctor y le había ayudado (incluso en el 7x01, “Asylum of the Daleks” donde ella guía al Doctor y a Amy). Por cosas como estas considero que Steven Moffat es un genio, porque ha pesado desde el principio de la temporada cuál era el destino de Clara y ha cerrado esta etapa de una manera completamente épica.
Además de dar por finalizada de una buena manera la trama de la Chica Imposible, nos deja un final abierto que se completará en el 50 aniversario. ¿Quién es John Hurt en la serie? ¿La otra parte del Doctor? ¿Cómo es posible eso y cómo se puede explicar a los whovians? Pues ese increíble y enorme misterio lo dejan en el tintero hasta noviembre, y seguramente será histórico (no me espero menos) aunque admito que me asusta la importancia de esta trama y que se resuelva correctamente.
En cuanto a la aparición de River Song, tengo que decir que, como muchos de vosotros, me he emocionado (llantos y piel de gallina, sí) en la gran conversación final entre ella y su marido, donde él demuestra cuánto la quiere y lo importante que es para él, y lo difícil que se le hace verla cuando sabe que ya se ha terminado. Me gusta River, siempre me ha gustado, y siempre me ha tocado el corazón con su trama amorosa. De hecho, estoy deseando que siga saliendo pero esa versión joven de ella que apenas conoce al Doctor y tiene toda una historia de amor por delante. Pero, y con miedo a que me apaleéis, tengo que decir que sería muy feliz si antes pasara algo entre el Doctor y Clara. Tienen un feeling increíble que no he notado con ninguna otra companion (sorry, Martha,  he didn’t love you! Pero siempre te quedará Mickey (¿)) y durante toda la segunda parte de la séptima temporada, los guionistas dan bastante pie a que nos hagamos ideas de este tipo (igual que Moff y Gatiss nos ayudan a shippear JohnLock en Sherlock xD).
Y hablando de Clara, solo tengo buenas palabras para ella. Todavía no ha superado (ni creo que lo haga) a la gran y maravillosa Donna Noble en mi ranking personal de companions de la serie moderna, pero me parece una companion estupenda y que todavía puede dar mucho juego.
Finalmente, en cuanto a “The name of the Doctor” en conjunto solo puedo decir desde aquí (aunque no lo van a leer jamás): Gracias, Steven Moffat, gracias por esta genialidad. Steve y Matt, sois demasiado grandes.
Sin más que añadir, espero vuestros comentarios, tanto si están de acuerdo o no con mi review.

El Hobbit: El retorno de Peter Jackson

Como bien sabéis, la versión cinematográfica de 'El Hobbit: un viaje inesperado', de J.R.R. Tokien, llegó a nuestras pantallas el 14 de diciembre de 2012. Por mi parte, y por la de muchos, fue un estreno muy esperado ya que llevábamos deseándolo desde hace varios años, cuando el director Peter Jackson declaró que iba a dirigirla; además, nos trae otra vez al maravilloso mundo de la Tierra Media tolkiana que tantos seguidores tiene a pesar de haber sido creada hace más de medio siglo.
'El Hobbit', al igual que su trilogía predecesora, 'El señor de los anillos', tiene una dirección y una fotografía envidiables. El uso de la música y los movimientos de cámara y efectos, realzan los momentos más importantes y emotivos de la historia, haciendo que el espectador se sienta fascinado con ella. Gracias a los muchos detalles que Tolkien dejó en sus obras, los paisajes y el estilo de los personajes están elaborados a la perfección, haciendo real este gran mundo (además, en 'El Hobbit' la llegada del 3D ha ayudado en esta tarea).
Esta es la parte que fue alabada por los espectadores, pero también hubo bastantes decepciones sobre esta película. Existen dos clases de personas que se han sentido "estafadas" con esta producción: los fans de Tolkien que consideran que hacer una trilogía de 'El Hobbit' es excesivo y no aceptan la incorporación de otros contenidos ajenos a la obra inicial; y los que no se habían leído 'El Hobbit' y esperaban algo muy parecido a 'El señor de los anillos'. En cuanto a los segundos puedo comprender que les gustara más la trama de la primera trilogía, pero tienen que entender que esta es una historia muy distinta y por lo tanto no puedo llegar a compartir su decepción. 'El Hobbit' es una gran aventura, evita los "grandes temas" que trata 'El señor de los anillos' con reinos y guerras, y se centra en el viaje, en el camino y en la dificultad para conseguir la victoria. Es una historia más amena y llevadera, con personajes realmente entrañables (sí, ahora todos amamos locamente a los enanos) y con momentos muy divertidos. Por mi parte, yo también prefiero la trama de 'El señor de los anillos', pero son novelas con enfoques diferentes pero igualmente maravillosas e increíbles.
Volviendo a los críticos, en cuanto a los fans de Tolkien, debo decir que en parte estoy de acuerdo con ellos. El hecho de hacer 'El Hobbit' en tres películas de tres horas cada una me parece excesivo y, en parte, una tomadura de pelo. Una novela como esta podría dar para dos películas, si queremos hacerla muy fiel, pero tres ya es demasiado y demuestra la ambición de los productores que quieren hacer taquilla a toda costa. A esto se le suma la participación de personajes como Legolas que no están en la novel original pero sí aparecerán en las siguientes películas para hacer un guiño a la primera trilogía.
A pesar de estos puntos negativos yo no me siento decepcionada ni entristecida por la adaptación, de hecho me ha gustado y me he sentido reconfortada al volver a entrar en la Tierra Media en una sala de cine, después de años sin hacerlo. Creo que es bastante fiel y que, como cabía de esperar de Peter Jackson, está muy bien hecha. Es muy divertida, pero a la vez tiene momentos épicos (como Thorin contra el orco pálido en una de las escenas finales) y otros emotivos al mejor estilo 'ESDLA: 'El retorno del rey'; además es tan entretenida que las tres horas que dura apenas si se notan.
Antes de acabar haré una mención especial a Martin Freeman, el actor que da vida a Bilbo Bolsón, ya que me pareció una interpretación maravillosa (si ya amaba a Martin muchísimo, después de 'El Hobbit' se ha ganado un rincón especial en mi corazón). Los directores de casting no pudieron acertar más con este actor; sus movimientos, sus gestos, las caras que pone... no existirá jamás un joven Bilbo mejor.
Y así sin más doy por finalizada la entrada, esperando que quien lo lea se anime a ver la película porque realmente lo merece.